Los enigmáticos Chac- Mool

Constituyen un verdadero enigma de la arqueología mexicana; estaban  simplemente allí, en  Chichén Itza, Tula, Hidalgo, en la misma Ciudad de Mexico  y en otros lugares de Mesoamérica.(Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica) de modo que su área de distribución era  inmensa. Fueron atribuidas a culturas como la maya o la azteca; pero  nadie sabe nada de su significado.  Hasta  el mismo nombre de estas esculturas es un mero invento del presente y su significado un misterio.

Con mayor o menor grado de elegancia y armonía se trata siempre de las mismas representaciones de figuras humanas en una posición típica: en decúbito supino, semi recostadas sobre una superficie plana, el torso reclinado hacia atrás, con las piernas encogidas, los pies y codos apoyados sobre la superficie y la cabeza girada casi totalmente hacia dercha o izquierda, Ambas manos sostienen sobre el vientre un recipiente circular o cuadrado. La estricta simetría de la escultura solo es rota por el violento giro de la cabeza hacia uno de los  hombros
El nombre maya de “Chac-Mool” con el cual se les conoce fue inventado en 1875 por el viajero Auguste Le Plongeon, quien en sus excavaciones en Chichén Itzá encontró una de estas esculturas y la denominó Chac Mool, apelativo maya con etimología doble, por un lado, resalta la imagen de un “felino rojo”, y por otro, la de una “semilla alucinógena” parecida a un frijol rojizo.( El nombre chac mool, es ahora un nombre técnico para designar esta clase de estatuas.)

¿Qué pueden representar estas enigmáticas figuras? Los investigadores no se han puesto de acuerdo acerca de su verdadera función ; tan solo concuerdan en el hecho de que siempre han sido encontradas en contextos sagrados, tales como  altares, juegos de pelota, o en relación con el dios de la lluvia,Tláloc;  pero les han atribuído funciones diferentes:  para unos era un altar en dónde se colocaba la ofrenda al dios, para otros constituía una piedra de sacrificio, (una variante antropomorfa de las piedras sacrificiales), algunos no obstante lo identificaban como un guerrero, en tanto que  para otroa representaba al  intermediario entre los ofrendantes y los dioses debido a su ubicación simbólica en la arquitectura religiosa: en efecto,  su presencia siempre se ubica en los limites  que dividen lo sagrado de lo profano, ya sea al pie de los altares, en el acceso a los campos de juego de pelota o en la entrada de los templos. Es posible entonces suponer que su función debió constituir un elemento de tránsito entre los dioses y los humanos; tal vez un semi dios que transportaba las ofrendas que los fieles depositaban en su cuenco, junto con las plegarias y peticiones

Así vemos que Chac Mool o “el mensajero de los dioses”, como también se le conoce, es un gran desconocido y poco se ha podido averiguar  de él.  Hoy en día su significado exacto sigue siendo un verdadero misterio.
En cuanto a su datación se estipuló que este tipo de escultura corresponde en su mayoría al Postclásico, es decir, a los años 900-1521 de nuestra era.

http://www.muyinteresante.tv/2008/01/chac-mool-el-mensajero-de-los-dioses.htmlhttp://abakmatematicamaya.blogspot.com.ar/2011/12/bak-matematica-maya-chac-mool.html#!/2011/12/bak-matematica-maya-chac-mool.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s