¿El fin del Mundo en el Códice Dresde ?

Los códices mayas son libros escritos antes de la conquista  mediante  jeroglíficos  mayas. Había muchos  de estos libros  en el momento de la conquista española de Yucatán en el siglo XVI; pero casi todos fueron destruidos por los conquistadores y sacerdotes.
Quema de Códices por  sacerdotes
“Auto de fé de Mani”
En particular, todos los encontrados en la península de Yucatán resultaron quemados en el  “Auto de fe de Maní”, por órdenes de Fray Diego de Landa en julio de 1562. Así  muchas de las claves para entender al mundo maya quedaron destruidas (se calcula que fueron quemadas toneladas de libros que poseían registros escritos de todos los aspectos de la civilización maya.)
Solamente tres Códices y una parte de un cuarto sobrevivieron hasta nuestros tiempos; éstos son:
El Códice de Madrid, también conocido como el Códice Tro-Cortesiano; El Códice de Dresde; El Códice de París, también conocido como el Códice Peresiano; El Códice de Grolier, también conocido como el Fragmento de Grolier.
última página del códice Dresde (versión Kingsborough).

.El Códice de Dresde, considerado como el más importante de los cuatro, está guardado en la Sächsische Landesbibliothek (SLUB), la biblioteca estatal en Dresde, Alemania.(los nombres de los códices toman como referencia la ciudad en la que se guardan ) Este Códice  es el más elaborado; está escrito en una hoja de papel del árbol de la  higuera  (de 4 metros de largo) que ha sido  plegada en forma de acordeon y escrita   de ambos lados, lo que origina  39 páginas.

Está dividido en 74 secciones y su contenido agrupa los conocimientos históricos de los mayas: datos calendáricos, climatológicos, meteorológicos, agrícolas, religiosos y astrológicos; tablas de lunaciones y eclipses, informes sobre los ortos heliacos de Venus, Marte y otros cuerpos celestes, combinación de los ciclos de Venus y Marte o de Venus y Júpiter y otros planetas, declinaciones de los planetas, ( los días en los que se observan más al norte o más al sur en su salida o en su puesta ) y toda una serie de datos útiles para la organización agrícola, política y religiosa del pueblo Maya. Contiene un almanaque ceremonial para los diferentes dioses,  asi como ceremonias para el inicio del año.  En las páginas 46 a 50 incluye un calendario de Venus, (lo que muestra que los mayas tenían un calendario más complejo asociado con ideas ceremoniales). En cada página se encuentran cuatro columnas, cada una con treinta de los signos utilizados en el calendario de 260 días llamado “tzolkin”. Cada uno de los signos representa el día en el tzolkin en donde ha comenzado una posición particular de uno de los cinco períodos de Venus que complementan ocho años de 365 días. Las cuatro columnas de cada página en particular representan a Venus en su posición como la conjunción superior, la estrella de la mañana;  la conjunción inferior,  la estrella de la tarde. En la parte inferior de cada página se muestra en números mayas el número de días de cada período. El Código Dresde hace referencia a los ciclos de Venus, presentándolo asociado con el Sol, dada su importancia. Si Venus aparecía por la mañana garantizaba la salida del astro, si aparecía por la tarde garantizaba el cierre del ciclo. Su preocupación era en los períodos donde no se podía ver (conjunción inferior y superior) y por ello hacían sacrificios para garantizar su retorno, ya que Venus tenía también una connotación guerrera.
Este códice tiene un especial interés para nosotros porque,  en nuestro tiempo actual, se repiten en su mayoria  los mismos parámetros astronómicos y astrológicos que dan inicio a uno de los fragmentos del códice Dresde “que comienza su existencia en sincronía con dos conjunciones inferiores de Venus o pasos de Venus sobre el disco solar, en el mismo año Tzlokin que hay una oposición de Júpiter con Venus alineados con la Vía Láctea o la Galaxia, dos configuraciones astronómicas que son idénticas a las del año 2012, exactamente el mismo día del año y en las mismas posiciones que hace casi mil años, de ahí el interés por conocer el contenido de este códice en estos tiempos, pues según la concepción Maya de los ciclos cósmicos, vamos a vivir un tiempo ya conocido y experimentado por ellos y quieren avisarnos o advertirnos de la experiencia vivida por ellos, eso es lo que anuncian en el misterioso octavo fragmento del códice Dresde. “(Tito Macía)
En la página final de este Códice se muestra una posible escena  del fin del mundo, en donde se observa a la anciana diosa Chak Chel regando agua de un cántaro. Arriba de ella está el cocodrilo celeste de cuyas fauces abiertas salen torrentes de agua. En el fondo de la escena está el dios negro, señor del inframundo. En la mitología maya prehispánica, ambos dioses ancianos tienen que ver tanto con la creación del mundo actual como con su destrucción. En las aguas del cántaro aparece la fecha 5 eb’ del calendario tzolk’in, tal vez una referencia a la fecha en que los mayas esperaban la gran inundación. Y todo ésto ha dado énfasis a la idea de que este Códice predice el fin del mundo

Sin embargo esta imagen no esta datada y se asoció  al 2012 debido a la cosmología maya que afirma  que han existido 4 ciclos que han sido destruidos,; el quinto es en el que vivimos actualmente y que según los cálculos terminará en el 2012, por lo cual se piensa que este quinto mundo tendrá que terminar de alguna forma para que se de inicio al sexto.
(El 22 de diciembre de 2012, en el ciclo calendárico maya, terminará un ciclo de cinco mil 125 años y comenzará uno nuevo, Si se cierra una etapa de 13 baktunes, se inicia otra igual,)
Los mayas concebían el tiempo de forma cíclica. Creían que el tiempo se divide en cinco ciclos al cabo de cada cual nace un nuevo mundo. Cada uno de estos supone un distinto estadio de la creación.
1.Nacen los árboles y los animales, incapaces de rendir homenaje a los dioses. 2.Surgen los hombres de barro, sin inteligencia y sin sentimientos, que se disuelven al caminar por el agua. 3.Aparecen los hombres de madera, cuyos rostros estaban faltos de vida y expresión. 4.Los dioses crean las personas de ámbar, incapaces también de satisfacer sus deseos. 5.De la sémola de maíz, los dioses realizaron una masa con la cual moldearon los cuatro primeros hombres, a los que dieron esposas. La base de la humanidad actual.
Por otra parte es importante recordar  que  la fecha del 21 de diciembre de 2012 A.D. (13.0.0.0.0 en la Cuenta Larga), representa una conjunción extremadamente cercana al Solsticio Solar de Invierno, con el punto de cruce del Ecuador Galáctico (El Ecuador de la Vía Láctea) y la Eclíptica (trayectoria del Sol), lo que aquellos antiguos mayas reconocieron como el Árbol Sagrado.

para mas información:

———————
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s