El Mágico y Maravilloso Gato Doméstico (2° parte)

Cuando se mira a los ojos de un gato se tiene la sensación de que brillan con luz propia, una luz interior que parece emanar de  fuentes misteriosas . Mas enigmático aún nos resulta cuando el gato entrecierra sus ojos,  entonces parece observarnos desde algún lugar  de calmada sabiduría , como si algún  espíritu ancestral nos espiara,  escondido tras ellos
Tal vez por su  extraña transparencia y claridad, así como por  las extrañas variaciones que experimentan sus pupilas, a  los ojos del gato se le han atribuido poderes mágicos desde la Antigüedad

En los  bestiarios medievales se contaba  que sus ojos emiten una luz que les ayuda a ver en el mundo invisible, explicando que  los ojos del gato destellan tanto en la oscuridad que parecen dos rayos de luz. Es más: ellos decían que los ojos del gato emitían «rayos de fría luz de luna…».

También se ha establecido una asociación entre la forma de los ojos del gato y la del creciente lunar. Aunque su forma no es exactamente igual, se cree que los antiguos egipcios la adoptaron como símbolo del nacimiento llamado «Ru», que se representa mediante una especie de ranura vertical. Este símbolo conecta los ojos del gato con Isis, diosa de la fertilidad, y explica también por qué los gatos estaban consagrados a las mujeres en los cultos de fertilidad egipcios.

La conexión de los ojos del gato con la Luna posee también un carácter sagrado: los egipcios suponían que el ojo derecho del gato había sido uno de los ojos del dios Horus, que les miraba desde el cielo. Como el ojo derecho (yan, principio masculino) era el del Sol, el izquierdo (yin, principio femenino) correspondía a la Luna y dio en llamarse «Ojo de Horus» o «Udjat». Los ocultistas han asociado este ojo divino con la glándula pineal o tercer ojo, supuesta sede de los poderes psíquicos, pero también con el gato debido a su profunda conexión con la mitología en torno a Horus.
Testimonios del Antiguo Egipto dan fé de la  conexión del Udjat y el gato en las creencias mágicas y herméticas. Hay papiros funerarios con gatos sentados sobre cajas con una representación del Udjat, así como amuletos milenarios de ojos que incorporan pequeñas imágenes de gatos junto a dicho símbolo.

Los egipcios decoraban con este ojo sagrado sus barcos funerarios y tumbas con la idea de renacimiento y también lo colocaban en la puerta de sus casas para protegerlas del mal y traer prosperidad a sus moradores.
Pero…¿que ven los gatos? Infinitas referencias del folklore y las mitologías de todo el mundo tratan sobre la capacidad de los ojos del gato para penetrar en los reinos inferiores y superiores, viendo en la oscuridad

Ocurre que el gato posee el “tapetum lucidum”, capa reflectora situada inmediatamente detrás de la retina del ojo, que sirve para reflejar la luz que llega a la retina, aumentando así la cantidad de luz que esta retiene. Esto da a los ojos del gato su característico resplandor nocturno cuando son reflejados por un haz de luz; así como su capacidad para adaptarse a los cambios de luz gracias a los bastoncillos y conos de la retina

Y esto es lo  que ha suscitado la creencia popular de que los gatos pueden ver en la oscuridad , visibilizando demonios invisibles para el ojo humano, espíritus o fantasmas
Investigaciones recientes del campo de la neurobiología han comenzado a comprender que el gato tiene un especial talento para captar diferencias en los campos magnéticos así como son magníficos para indicar alteraciones eléctricas. Debido a su alta sensibilidad, a su fino olfato y agudo oído, son capaces de percibir imperceptibles ruidos o sensaciones casi inaudibles o inapreciables para los sentidos del ser humano. Nuestros ojos y oídos humanos se volverían locos si pudiéramos llegar a procesar todo lo que este animal es capaz de captar. Su agudizado sexto sentido hace de este animal un ser casi único en este sentido.

Pero también los gatos desempeñan importantes roles  en relación con la salud: Según numerosos estudios científicos está comprobado el poder curativo y sanador de los gatos. Acariciar a un gato elimina el stress, elimina la negatividad y mejora el nivel cardiaco, aportando calma y quietud.

Según estos  estudios los pacientes que adoptaron gatos mejoraban sustancialmente sus valores cardiacos y  sus niveles de presión arterial, con unos niveles que superaban el uso de medicamentos..
En el año 2009 investigadores de la Universidad de Búfalo   comprobaron que, con la compañía humana, los gatos producían cantidades reducidas de la hormona del estrés cortisol. Lo cual beneficiaba tanto a felinos como a humanos.
Pero aún mas interesante es la la investigación de la doctora Elizabeth Von Muggenthaler, especialista en bio-acústica, Ella descubrió que el ronroneo del gato es muy útil para acelerar la curación.

Se comprobó que el ronroneo vibraba en una frecuencia óptima para acelera, por ejemplo, la curación de los huesos. “El tipo de frecuencias que es encontrado en el ronroneo del gato es bueno para la curación del músculo, el tendón, y las heridas de los ligamentos, también como para el fortalecimiento y la tonicidad muscular. Son buenas para cualquier tipo de herida de las coyunturas, curación de heridas, reducción de la infección y la hinchazón, alivio del dolor, y alivio de la enfermedad crónica pulmonar”.
Dados los buenos resultados en laboratorio, el uso de la Zooterapia, o el tratamiento de enfermedades con la ayuda de animales, se desarrolla con rapidez. Cada día son más patentes los beneficios que estas mascotas proporcionan para el tratamiento de un amplio abanico de enfermedades. El uso de los gatos, por ejemplo, mejora ciertas dolencias  como la demencia senil y el Alzheimer. Los últimos estudios científicos efectuados por el Centro de Investigación de Interacción Humano-Animal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Missouri han demostrado que tener un gato ayuda a las personas con  riesgo de sufrir un infarto a reducir el estrés, mejorar la presión sanguínea y generar estabilidad mental. Al acariciar el pelaje suave de estas mascotas y generarse el ronroneo del animal, los seres humanos consiguen ir reduciendo sus niveles de ansiedad.

Esotéricamente hablando, se cree que los gatos se nutren de energías negativas. Por ello se sientan y descansan en determinados lugares del hogar donde captan estas impregnaciones, transformándolas y eliminándolas finalmente de la casa. También se cree que el ser humano puede descargarse de éstas malas vibraciones acariciando simplemente el lomo del felino;
Los gatos son considerados grandes “psíquicos” por naturaleza. Son capaces de desarrollar un fuerte lazo mental con sus propietarios y así pueden predecir cuando sus amos están a punto de llegar a la vivienda o por el contrario adelantarse a acontecimientos funestos relacionados con sus amos.

En  encuestas realizadas Inglaterra y los Estados Unidos, muchos dueños de gatos  creen que sus animales tienen algunas veces relaciones telepáticas con ellos; los dueños de gatos, dijeron que sus mascotas habían respondido a sus pensamientos, y a sus mandatos silenciosos

Una anécdota cuenta que , cuando sonó el teléfono en la casa de un  profesor de la Universidad de California en Berkeley, su esposa supo que su marido estaba en el otro extremo de la línea, porque  vio a su gato atigrado Whiskins, correr al teléfono y tocar con la pata el receptor. “Muchas veces el gato ha tenido éxito en descolgar el telefono y hacer maullidos apreciativos que eran claramente audibles a mi marido en el otro extremo,” dijo ella. “Si algún otro llama por teléfono, Whiskins no les hace caso. También el gato respondió aun cuando él llamaba por teléfono a casa desde África o Sudamérica, estando de viaje”.

Las clases mas comunes de la respuesta aparentemente telepática por parte de los gatos son: la anticipación de  que sus dueños están llegando a casa; la previsión antes de que sus dueños se vayan; el saber cuando sus dueños piensan en alimentarlos; los gatos que se desaparecen cuando sus dueños tienen la intención de llevarlos al veterinario;  y aquellos gatos que se emocionan cuando su dueño está en el teléfono, incluso antes de que el teléfono haya sido contestado
En varios laboratorios de parapsicología se ha encontrado que algunos animales tienen una gran capacidad psíquica, en especial los gatos domésticos. Situaciones inexplicables en las que la mascota del hogar se comporta de forma extraña sin razón aparente, según los parapsicólogos podría tratarse de la capacidad extrasensorial de los animales de poder observar seres o espíritus en otras dimensiones que no serían perceptibles para la mayoría de personas. La metafísica moderna en base a sus experimentos ha determinado que la capacidad psíquica de algunos animales va más allá de las cualidades comunes de cualquier médium o iniciado, según Walter y Mary Jo Uphoff, en su libro “Nuevas fronteras Psíquicas” (New Psychic Frontiers) aseguran que los Anpsi (Animal Psychic Phenomena) son muy comunes en los gatos domésticos permitiéndoles observar e interactuar con presencias invisibles  de seres humanos y de otros animales, o incluso anticiparse a determinados sucesos en relación con los humanos.
Un caso curioso es el del gato Oscar. Según el Dr David Dosa, geriatra de la Universidad de Brown y autor del libro  “Oscar: the extraordinary gift of an ordinary cat”, ese  gato tiene la habilidad de anticipar la muerte de los pacientes

Generalmente antisocial, relata el Dr. Dosa, Oscar no interactúa con los pacientes del Steere House Nursing and Rehabilitation Centre, al menos que uno de ellos esté cerca de la muerte. Entonces Oscar entra a la habitación del paciente y se sube a la cama y guarda vigilia. Cuando la puerta está cerrada, la rasca hasta que lo dejen entrar. En una ocasión las enfermeras del hospital, ubicado en Providence, Rhode Island, llevaron a Oscar al cuarto de un paciente que pensaban estaba cerca de la muerte, pero el gato al instante salió y se fue a otra habitación a cuidar a otro paciente. La preclara percepción de Oscar probó ser mejor que la de las enfermeras: el primer paciente no murió y el segundo sí.
Aunque según el diario Telegraph, Dosa no ofrece una explicación científica a los poderes de Oscar, en su libro sugiere que el gato posiblemente tiene la capacidad de detectar las cetonas (los bioquímicos de olor distintivo despedidos por las células muriendo), de la misma forma que algunos perros supuestamente pueden oler el cáncer.

El caso es que Oscar lleva 5 años y asistió a cerca de 50 muertes sin nunca equivocarse. Ningún otro gato de los 5 que tienen en el hospital ha mostrado una habilidad similar. Lejos de asustar a los familiares de los pacientes moribundos, Oscar ha recibido aclamación, incluso en el diario local. “La gente en realidad estaba siendo comfortada por la idea de que este animal estaba ahí y pudo estar cuando sus seres queridos eventualmente fallecieron. Él estaba ahí, cuando ellos no lo estaban”, dijo Dosa
Fuentes:
http://www.luisprada.com/Protected/el_ronroneo_del_gato_para_curacion.htm http://www.elmundodelgato.com/noticia/689/Felicultura/ojos-m%C3%A1gicos-gato.html http://hablemosdemisterio.com/misterio/el-gato-un-animal-magico/ http://www.suite101.net/content/el-poder-curativo-de-los-gatos-a22774#ixzz19E6Ux4Em

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s