El mágico y maravilloso gato doméstico

Viene de la noche de los tiempos: trabajos sobre los cromosomas sexuales y el ADN mitocondrial de todas las especies de felinos, revelaron que el linaje del gato doméstico (Felis catus) ha divergido verdaderamente hace 3,4 millones de años, en el plioceno. Su  domesticación parece haber comenzado  ya entre el 7.500 y el 7.000 a.C.
En el Antiguo Egipto  se les veneraba como  dioses protectores de la familia. “Miw” (“ver”).era el nombre con que se los conocía  porque se creía que ellos todo lo veían mediante sus  poderes mágicos; entonces sus estatuas, colocadas a la entrada de las casas, protegían a sus moradores de la intrusión de  los espíritus malignos Tanto se los apreciaba que se castigaba con la muerte a quien osara matar a un gato Varios eran los dioses gatos en la tierra de los faraones  La diosa Bast, ´la de cabeza de gato “la que trae belleza y compasión al mundo” era la encargada de la fertilidad. Pero la diosa Sekhmet , también gato, representaba las fuerzas destructivas de lo divino, la guerra, la peste y la venganza.
Tratado como auténtica deidad,  el gato era como un miembro más de la familia, cuando enfermaba lo cuidaban amorosamente y, si por desgracia moría, los habitantes de la casa, se rasuraban las cejas y guardaban luto hasta que éstas volvían a crecer. El cuerpo del felino se momificaba y se enterraba en un sarcófago tras ser acompañado a su última morada. (En Bubastis se han encontrado las momias de más de 300.000 gatos )

                                                                    Momias de gatos en Bubastis

Los gatos hasta acompañaban a sus amos en las cacerías . En pinturas murales de las tumbas han aparecido recogiendo las piezas abatidas y depositándolas en la barca .
Los egipcios valoraban especialmente a los gatos de pelaje tricolor o de ojos de distintos colores Para los sacerdotes estos felinos  eran un símbolo de las fuerzas magnéticas de la naturaleza, y se rodeaban con estos animales debido al fuego astral que, según ellos, emanan de sus cuerpos.
A tal punto se veneraba a los gatos en Egipto que, según cuenta Herodoto, en la  Batalla de Pelusium en el 525 aC, donde combatieron los egipcios contra los persas: estos últimos vencieron porque habían grabado astutanenete la imagen de Bastet (la diosa gata) en sus escudos y llenaron el campo de batallas de gatos vivos; por lo que los egipcios  estuvieron más pendientes de no dañarlos que del enemigo. Posteriormente  los persas lanzaron gatos con catapultas al interior del reducto egipcio lo que provocó que los egipcios se rindieran para que los felinos no murieran.

Pero también los griegos reclamaban el derecho de poseerlos; sin embargo  los egipcios, aplicando tal vez las primeras trabas a las exportaciones conocidas en la historia ; se negaban rotundamente  a permitir la salida de sus gatos ; entonces los griegos, según relatos,  hartos ya del rechazo a sus apremiantes peticiones decidieron robarlos Cogieron al menos seis parejas y las llevaron a Grecia. Allí los gatos se dedicaron empeñosamente a hacer lo que tan bien saben  hacer y al poco tiempo, como resultado,   nacieron numerosas camadas, de modo que en poco tiempo los criadores pudieron vender gatos a los Romanos, a los Galos y a los celtas. (los celtas creían que las hadas observaban el mundo terrestre a través de los ojos de los gatos) , y la especie se extendió poco a poco por todos los países mediterráneos

En la China de la antigüedad el gato fue admirado  por su belleza y su don cazando ratones. Apareció en la la dinastía Han, alrededor de 1.000 años a.C.y se convirtió en símbolo de paz, de fortuna y de serenidad de la familia. Estaba reservado para las mujeres y se creía que tenía el poder de alejar a los demonios con la ayuda de sus ojos brillantes.

Los gatos llegaron a Japón en el siglo VI , pero su introducción real data del año 999, cuando en el aniversario del emperador Ichijo le regalaron un gato por sus trece años Los japoneses, según antiguos relatos, mimaban tanto a sus gatos que éstos gordos y ahítos de comida, dejaron de cazar ratones, de modo que estos  llegaron a proliferar tanto  que los pobladores  tuvieron que pintar gatos en las paredes de sus casas para alejar a los roedores.

El nekomata japonés

Testimonio del respeto que en Japón se tenía por los gatos es la  ley del siglo XVIII que prohibió el encarcelamiento y el comercio del animal. Una curiosa leyenda del Japón trae el mito del nekomata (猫又, ( gato bifurcado) es un gato de habilidades sobrenaturales . El nekomata es una variación del bakeneko (化け猫), que surge cuando a un gato doméstico se le comienza a bifurcar la cola a la vez que desarrolla poderes mágicos, principalmente aquellos relacionados con la nigromancia y  chamanismo. Gesticulando con sus rabos o con sus patas delanteras (ya que caminaría erguido), los nekomata animarían y controlarían a los muertos.

En la India, el gato fue tan  honrado como en Egipto. La diosa de la fecundidad, Satí, tiene la apariencia de un gato, igual que Bastet.en Egipto En este país era costumbre modelar  en cerámica  pequeñas estatuas de gatos y  colocar   en ellas pequeñas lámparas de aceite para asustar a los ratones por la noche, de la misma forma que los ojos del gato se iluminan por la noche.  Esto se usó también para alejar a los malos espíritus. Los budistas apreciaban la capacidad de meditación del gato, sin embargo, éste no forma parte de los cánones del budismo. (Ésta exclusión resulta de un incidente sucedido a un gato que se quedó dormido durante los funerales de Buda.)

A los gatos también les fue muy bien en el Islam debido al  afecto que sentía Mahoma por ellos, ya que su gata Muezza lo salvó de la mordedura de una serpiente. Una  historia cuenta que un día Muezza se quedó dormida al lado del profeta; éste al levantarse, para no molestar el sueño de su gata  cortó el trozo de su túnica sobre la que reposaba el animal. Maltratar a un gato se consideraba un grave pecado en el Islam. Existe una leyenda recogida en Turquía donde se cuenta que Mahoma, quien siempre mostró  gran cariño por los gatos, les dio entrada al Paraíso, aunque no hizo lo mismo con las mujeres  (a las cuales Mahoma excluyó de su Paraíso, sin ningún tipo de explicación) la leyenda explica que todos los gatos caen siempre sobre sus patas, debido a  que Mahoma acariciaba constantemente la espalda de su felino preferido

Pero lamentablemente a los pobres gatos no le fue nada bien en la Europa medieval . Se los consideró ” un animal maléfico”; el cual, asociado con las brujas, evocaba todo ese temor tenebroso e irracional del alma del medioevo    Era el animal del diablo y se creía que eran las llamas del infierno las que reflejaba la luz en sus ojos; se lo asociaba a la mala suerte y al mal, Los irlandeses creían que los alimentos que entraban en contacto con un gato ya no se podían comer porque se volvían impuros.. Se le atribuían poderes sobrenaturales y se creía que las brujas tenían el poder para convertirse en gatos (aelurantropia) a fin de cometer sus ritos satánicos, incluso se creía que muchos gatos habían sido humanos que ahora eran víctimas de los conjuros de las brujas. , Las primeras persecuciones comenzaron en el Vº siglo. En el año 1022 es cuando se planteó la cuestión de los canónigos heréticos de Orleáns, en la cual los gatos eran manifestaciones del espíritu del mal, identificándolos con otros animales “condenados” como, el sapo, o el macho cabrío.  El Papa Gregorio IX en el año 1233 por intermedio de una Bula denominada “Vox in Rama” aprueba y confirma todas estas ideas referente a los gatos  como “encarnación del demonio” a quienes debía eliminarse en actos de purificación “.( La manipulación de la Iglesia tiene mucho que ver en estas leyendas las cuales se extienden rápidamente por toda Europa. ) La inquisición, el Papa Inocencio VII y su edicto posterior , revalidaron el que se sacrificaran gatos para las fiestas populares

Se consideraba que el diablo se disfrazaba de gato en sus visitas a la tierra, y fue condenado al igual que los brujos y las brujas;  fueron infinidad los que se quemaron vivos en las plazas públicas La inquisición reunía en la misma hoguera a los herejes, a las brujas, a los asesinos y a los gatos en la noche de San Juan. En las grandes plazas de los municipios, los lugareños erigían hogueras en las que echaban vivos a los gatos que habían capturado y se consideraba un signo auspicioso el que los sucesivos gatos que eran arrojados a las llamas no hicieran un solo instante de silencio en sus ininterrumpidos alaridos de dolor En Inglaterra, bajo el reinado de María Tudor, se quemaban gatos como señal de la herejía protestante, mientras que bajo el de Isabel Iª, se quemaban gatos como señal de la herejía católica. Las creencias duraron varios siglos, alimentadas por los hombres de la iglesia, los soberanos y los príncipes

Pero los gatos (o la vida) supieron vengarse : la peste negra del siglo XIV, que alcanzó un punto máximo entre 1347 y 1353; diezmó a la población de Europa (se estima que fue causa de muerte de 25 millones de personas -casi un tercio de la población de  aquel entonces- ) Mientras se acusaba a las brujas y se quemaba a los gatos en la hoguera, las grandes ratas negras portadoras de las pulgas con el bacilo bubónico,  proliferaban y se multiplicaban vertiginosamente ante la ausencia de  su enemigo tradicional : el gato Fue así  el gato,  el gran ausente en la terrorífica  peste negra del siglo XIV, el que  sin embargo  podría haber contenido las hordas de ratas invasoras que llevaban consigo la peste .

Con el Renacimiento los gatos de occidente pudieron respirar otra vez ciertos aires de bonanza; pero habrá que esperar hasta 1648 para que el rey Luis XIV, gran amante de los gatos, prohibiera quemar a estos en la hoguera de la noche de San Juan, ya que calificaba esta tradición de bárbara y primitiva. Sin embargo, no fue hasta la revolución francesa cuando las hogueras se consideraron unánimemente supersticiones y actos de crueldad.

Posteriormente el don que tiene el felino para cazar ratones vuelve a ser muy apreciado en América, y el primer felino vendido en Paraguay será intercambiado por un lingote de una libra de oro.

Los tiempos modernos marcan la desaparición de gran parte de las creencias y supersticiones que se tejieron en siglos pasados  alrededor de los gatos y de sus supuestas características maléficas . Las nuevas disciplinas de la ciencia comienzan a interesarse por las asombrosas capacidades perceptivas de los gatos Ya no es Satanás el que está detrás de algunos de sus comportamientos , sino una maravillosa organización neurológica del propio felino que le hace receptivo a un mundo de percepciones de vibraciones y energías psíquicas desconocido para el humano (esto lo veremos en el próximo post)

El gato es amado nuevamente;  se convierte en un invalorable animal de compañía y todo parece encaminarse favorablemente para el pequeño felino ….¡hasta que aparece la CIA!

Entonces  se comienza  a buscar el modo de usar a los gatos como armas. Fue  en la Segunda Guerra Mundial:  la Oficina de Servicios Estratégicos de  Estados Unidos (la precursora de la CIA) necesitaba una manera de guiar las bombas para hundir los barcos alemanes. y alguien , tocado por la inspiración, tuvo la ocurrencia de imaginar  que dado que los gatos odian mojarse y siempre aterrizan de pie, podía atarse un gato a una bomba y soltarlos en proximidad de un barco enemigo, confiando en que  el instinto del gato para huir del agua lo forzaría a guiar la bomba hacia la cubierta de los barcos enemigos. Aunque nadie se detuvo nunca a pensar cómo el pobre gato supuestamente, podría guiar una bomba amarrada a él mientras caía del cielo como un peso muerto, pero el proyecto  nunca pasó las etapas de prueba debido a que los pobres gatos tenían el mal hábito de quedar inconscientes en plena caída.

Aún peor que a su predecesora le fue a la CIA, quien también  intentó usar gatos, pero esta vez como dispositivos de escucha durante la Guerra Fría. Aunque anteriormente fueron un desastre guiando bombas contra los barcos alemanes, la CIA (según documentos desclasificados parcialmentr en el 2001 ) pensó que un gato podría ser el camuflaje perfecto para un dispositivo de escucha en un proyecto conocido como “Operación Gato Acústico.” (Operation Acoustic Kitty en inglés) -El documento que registra el desarrollo y puesta en práctica de este proyecto todavía se encuentra parcialmente censurado, puesto que la Agencia Nacional de Inteligencia es reticente a mostrar todos los datos de esta operación-. El caso es que ellos intentaron alterar quirúrgicamente al gato implantando un dispositivo de escucha dentro de el y pasando una antena a través de la cola. (¡horroroso!) El proyecto tomó 5 años y US$ 15 millones de dólares (una enorme cifra para la época) antes de que la primera prueba de campo sufriera un  percance, cuando el “gato-escucha” fue liberado cerca de  una instalación rusa en Washington , inmediatamente fue arrollado por un auto  mientras cruzaba la calle. Al parecer después de otros percances igualmente ridículos el proyecto se dio por terminado al poco tiempo

No obstante la maléfica idea de hacer de los gatos un arma de destrucción parece aún seguir rondando las mentes de determinados científicos de las Fuerzas Armadas de algunas  potencias mundiales

(continuará)

http://es.wikipedia.org/wiki/Felis_silvestris_catus http://www.google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&frm=1&source=web&cd=49&ved=0CFkQFjAIOCg&url=http%3A%2F%2Fcaptelnet.campusinstituto.com.ar%2Fcourses%2FLG1%2Fdocument%2FLos_gatos%2FTema_2%2FROYAL_CANIN-El_gato_dom%25E9stico_en_la_actualidad.doc%3FcidReq%3DLG1&ei=z6MlUKuWK6Tw0gGqyoCIDA&usg=AFQjCNFRwlpbhiCtXv_rU6CO83jnkIIb4w&sig2=i-noJimVbZ6N55qgy4qo-w http://violetchile09.bligoo.com/content/view/967773/Los-Gatos.html

Publicado por en  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s