Taoísmo y Alquimia Femenina

“China siempre gozó de una profunda tradición chamánica. Donde ésta más se desarrolló fue en el reino meridional de Chu. En él, las mujeres desempeñaban un papel fundamental. Se llamaban WU, ZHU o LING, y rendían culto a lo invisible por medio de danzas y cantos. Invitaban a los espíritus a bajar (jiang) hasta ellas, y mantenían con ellos una auténtica relación de amor. No toda la gente podía optar por llamarse chamán/a:
En la antigüedad… sólo se llamaba chamán o chamana, a la persona que tenía una esencia de vida propia desarrollada, y era capaz de asegurar una actitud recta y de gran sinceridad. Su saber alcanzaba lo que estaba encima, como lo que estaba debajo. El fulgor de su sabiduría iluminaba todo a su alrededor, y sus oídos podían oírlo todo. Los espíritus celestes y terrestres entraban en ella”

—————————————
“Canto a la magna Vía”
“…la respiración verdadera, vuestro tallo vital,
Ilumina al cuerpo, conduce a la larga vida,
al vacío que no es vacuo;
Es un espejo mágico que contiene  el cielo y a todos los seres
Cuando el Taichi ha obrado su milagro, obtenéis el Uno
Que debeis conservar sin perderlo nunca más
Que vuestra alma resida en el vacío de los placios internos
Que el fuego evapore totalmente del interior del palacio mágico los licores sanguíneos
(…)
Sentados en meditación o en la acción, cultivad el dhyana
Como sólo el Sabio sabe hacerlo
Cuidad celosamente el brote tierno y el frágil capullo
Sin dejaros llevar o despistar por vuestros sentidos
(…)
Bajo el régimen del fuego, podréis realizar la Obra en nueve años
Haceros ecos de las cosas con el no-espíritu, y de las metamorfosis con el alma
Pues el espíritu- no espíritu es el verdadero espíritu
Estado sin deseo, más allá del reposo o del movimiento
El alma es la naturaleza innata ,
el aliento energético es la fuerza vital
Para que el alma no se escape, fijad el aliento
Pues alma y  aliento no van el uno sin el otro
Y perder a uno de los dos es perder el propio timón
Unidlos en el Uno
y luego olvidad el Uno
Apareced o desapareced con las transformaciones originales
(…)
Sentados en meditación o de pie , abandonad instantáneamente vuestro cuerpo
El verdadero esfuerzo no es, en absoluto, contener la respiración (…)
Tomad como modelo al embrión en el vientre de su madre
Que no concibe objetivos ni proyectos
Una vez se fluidifica el aliento vital condensado; el alma se queda dentro
La respiración verdadera se produce libremente
Fina y continua y regresa a la fuerza vital
La fuente mágica se pone a manar espontaneamente…”
(fragmentos del “Canto a la Magna Vía “ atribuído a la inmortal Cao Wenyi de la dinastía Song ; la primer mújer célebre de la alquimia interna )
Textos tomados de “TAOÍSMO Y ALQUIMIA FEMENINA”  Catherine Despeux – Editó La Liebre de Marzo-  en el año 2003
i
magen:
“La Revolución de la sangre – Decapitando al Dragón”- Pintura digital – Puri
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s